13 de enero-21 de febrero 2020

El pasado viernes finalizó la primera edición del curso ¿Cómo se resucita una pregunta muerta? en Wonder Ponder Academy.

[O quizás sea más preciso decir que finalizó su publicación, porque el curso sigue abierto, con algunas personas participantes yendo a un ritmo más tranquilo y con interacciones entre participantes que ya han acabado el contenido en sí. Así será siempre con los cursos de Wonder Ponder Academy. No hay presión por acabar antes de una determinada fecha y tampoco hay presión por irse una vez que se ha completado.]

Si lo pensamos, no es habitual pararse a pensar sobre nuestras preguntas. Por eso nos hacía especial ilusión que en este curso nos reuniéramos un buen grupo de personas de distintas partes del mundo (México, Argentina, España, Ecuador, Colombia, Brasil, Perú, Chile...) para dedicar cinco semanas a la pregunta.

El curso ha sido una oportunidad para ver qué pasa cuando se cambia el foco y por un momento dejamos de pensar en respuestas, y pensamos en preguntas. No solo en hacerlas y hacerlas mejor, sino en generarlas y convertirlas en una fuerza animadora (en el sentido de “dar vida”) y activadora en el aula y fuera el aula.

El curso ¿Cómo se resucita una pregunta muerta? El arte de hacer y generar buenas preguntas ha sido una oportunidad para:

  • reflexionar a partir de ejercicios prácticos y observaciones teóricas sobre nuestra relación con las preguntas
  • adquirir hábitos para mejorar nuestras propias preguntas
  • y desarrollar ideas para enseñar a otras personas a producir, mejorar y usar sus propias preguntas en su proceso de aprendizaje.

Al ser nuestro primer curso, había ciertos nervios y cierta expectación.

Excepto unos cuantos errores de principiante, relacionados principalmente con la distribución de la carga de trabajo (especialmente los primeros módulos iban un poco "cargaditos), hay que decir que la cosa ha arrancado bastante bien.

Uno de los puntos a destacar ha sido (está siendo, porque las interacciones continúan) el excelente nivel de participación de las personas participantes, que han enriquecido el contenido del curso notablemente. En 5 móduos (5 semanas), las personas participantes aportaron (hasta la fecha) más de 800 comentarios y la cifra sigue creciendo.

Asimismo, se ha ido confeccionado un banco de actividades y hábitos relacionados con la pregunta, de la que todas las personas participantes se pueden inspirar y beneficiar.

Tenemos ya a varias personas en la lista de espera de la siguiente edición, la fecha de la cual anunciaremos próximamente. Si te interesa, asegúrate de que te has dado de alta como miembro de Wonder Ponder Academy y escríbenos a [email protected], con el asunto RESERVA PLAZA 2ª edición "¿Cómo se resucita una pregunta muerta?" e indicando tu nombre y apellido.

Os dejamos con algunos de los testimonios de participantes en esta primera edición del curso:

"Ahora mismo tengo la sensación de que "me ha pasado un tren por encima"... Ha sido enriquecedor y estimulante. La metodología me ha parecido muy acertada. Este curso me dará más frutos, estoy seguro, muchas veces, revisitando el material de cuando en cuando, o a menudo. Ahora, práctica, práctica, práctica (actitud y hábito preguntones) Por otra parte, señalar que me ha resultado muy satisfactorio encontrar(me con) profesionales de la enseñanza tan comprometidos con (la mejora de) su trabajo. Gracias."


"Excelente curso, me parecieron súper buenas las recapitulaciones de cada módulo. Si bien no interactué mucho con lxs compañerxs, siempre me sentí leída por Ellen."

"Ha sido un curso interesante, motivador y divertido."

"Me ha encantado el curso. Me ha parecido riguroso, divertido y sobre todo me ha parecido transformador. Los ejercicios te hacen tomar consciencia de las posibilidades de cambio de una manera muy interesante. Repetiré, seguro."

"Lo que más valoro del curso es que me ha hecho poner en duda cuestiones que creía tener más claras. También, poner en duda, cuestiones sobre las que no me había detenido. Me ha abierto ventanas y celebro eso. Gracias."

"Me pareció un curso muy generoso, en el que se notan las ganas de compartir lo que la experiencia le ha dado a Ellen. Si el objetivo era darle foco a la pregunta en nuestra vida diaria y docente, éste fue absolutamente cumplido."